Cámaras de seguridad: 3 datos curiosos que no conocías.

En la actualidad, las cámaras de seguridad se utilizan de manera casi cotidiana en empresas de todos los giros y tamaños, además de en casas y otros edificios en los que se considere necesario. Y aunque ahora estemos acostumbrados a verlas constantemente, ¿qué tanto es lo que realmente se sabe sobre ellas?

A continuación, presentamos 3 cosas que no sabías sobre las cámaras de seguridad.

1. Las primeras cámaras de seguridad se utilizaron para supervisar el lanzamiento de un cohete.

En 1960, en Alemania, Walter Bruch diseñó e instaló un sistema de circuito cerrado para poder supervisar el lanzamiento de un cohete en un ambiente en el que el personal no podía estar presente.

Las cámaras de seguridad se idearon casi cuarenta años antes, pero no existía en ese entonces lo necesario para llevar el proyecto a cabo. Así que tuvo que esperar hasta que se concretara el proyecto y tener el financiamiento del lanzamiento del cohete para hacer su idea realidad.

2. Por cada 30 personas en el mundo, hay una cámara de seguridad funcionando.

Tan solo en 2014, un estudio reveló que habían alrededor de 245 millones de cámaras de seguridad a nivel global instaladas y funcionando. Ese número ha ido en aumento gracias a los avances en tecnología y la disponibilidad de esta al alcance de una gran variedad de presupuestos y giros de empresa.

Ahora, las cámaras de seguridad se encuentran disponibles en una amplia gama de modelos desde aplicaciones que se conectan con el teléfono móvil hasta instalaciones complejas de tecnología de punta.

3. Cada vez que utilizas un cajero automático, estás siendo filmado.

Aunque sean difíciles de notar, dentro de cada máquina de cajero automático se encuentran pequeñas cámaras de seguridad grabando las veinticuatro horas del día con la finalidad de garantizar la seguridad de clientes y empresa.

4. Algunos equipos de seguridad funcionan incluso sin electricidad.

En situaciones de emergencia, o incluso en un intento de robo en el que se corta la electricidad para deshabilitar las cámaras de seguridad, existen equipos de circuito cerrado diseñados con una batería provisional para seguir funcionando con la mayor capacidad posible.

Si se eligen con sus necesidades en mente, las cámaras de seguridad pueden ser una de las mejores inversiones. Tan solo es cuestión de evaluar los pros y contras, conocer las limitaciones y capacidades de un equipo de seguridad, y finalmente, instalar los que consideres necesarios para observar resultados.

Conclusión

En resumen, las cámaras de seguridad y su instalación tienen múltiples usos y aplicaciones. Pueden utilizarse en todas las industrias, y para proteger tu casa de intrusos, o incluso para vigilar qué es lo que sucede en ella mientras no estás. ¡Una cámara de seguridad puede hacer muchas cosas por ti!